Los talleres en familia llevan al Castillo de Santa Ana los juegos que divertían a los niños hace 2.000 años

Los talleres en familia llevan al Castillo de Santa Ana los juegos que divertían a los niños hace 2.000 años

‘Juegos turanianos’ es el título de este taller que se llevó a cabo el miércoles y jueves, y que enseñó a los niños los juegos con los que los romanos se divertían en Turaniana

Hace más de 2.000 años, los niños romanos que poblaban Turaniana, en la Ribera de la Algaida, se divertían jugando a la peonza, el escondite, la gallinita ciega… Y el pasado miércoles y jueves, más de 50 personas, entre niños y familiares, volvían a practicar estos juegos en el Castillo de Santa Ana durante el taller en familia ‘Juegos turanianos’. Jugaron agarrados de las manos, saltando, pintando… pero, sobre todo, disfrutando y riendo, haciendo familia y amigos. Aprendieron sobre la historia y el patrimonio de Roquetas de Mar y, a la vez, conocieron los juegos tradicionales. A la actividad asistió José Juan Rodríguez, primer teniente de alcalde y coordinador del Área de Gobierno Interior y proyección cultural y deportiva, junto a Juan José Salvador, concejal de Educación, Cultura y Juventud.

“Para el Ayuntamiento de Roquetas, desde luego, esto es un orgullo. Poder disfrutar de las familias durante este verano en esta serie de actividades y talleres, hasta un total de diez, que se han organizado en el Castillo de Santa Ana. No cabe más que felicitar de forma sincera y reconocida al Área de Cultura del Ayuntamiento en la elaboración de estos talleres de familias, de niños, incluidos dos en colaboración con la FAAM, para familias en riesgo de exclusión social, donde están trabajando la ecología, la historia…” explica José Juan Rodríguez.

Talleres en Familia

Los talleres familiares se han desarrollado entre julio y agosto en un escenario idóneo como es el Castillo de Santa Ana. Actividades en las que los niños han podido pintar, hacer yoga, reír, contar cuentos en español e inglés, conocer cómo son los delfines o aprender a reciclar, entre muchas otras cosas.

El primer teniente de alcalde felicitaba “al Área de Cultura por estos talleres de reciclado, de todo lo que tiene que ver con el ámbito familiar y que están llenando este verano el Castillo de Santa Ana. Dándole vida, un contenido de formación y de familia que, desde luego, es uno de nuestros pilares fundamentales. Yo sólo puedo sentir orgullo por esta iniciativa que va a forjar un verano mucho más familiar y, sobre todo, un verano mucho más formativo”.